• 2
  • Mar
  • 0
Puncion seca y puntos gatillo
Author

LA PUNCIÓN SECA Y LOS PUNTOS GATILLOS MIOFASCIALES

En la fisioterapia hay una gran variedad de técnicas dirigidas al tratamiento de los dolores producidos por los puntos gatillos (PG) miofasciales, siendo una de ellas la punción seca. Pero antes de explicar qué es la punción seca habria que explicar qué son los puntos gatillos miofasciales.

¿Qué son los puntos gatillos?

Los puntos gatillos miofasciales son zonas hiperirritables situadas en las bandas tensas musculares, cuyo principal síntoma es el dolor (pudiendo ser dolor local o local y referido) provocado por la compresión, distensión o contracción de dicha banda muscular. Estos PG pueden encontrarse tanto de forma activa o de forma latente. Estos puntos gatillos son científicamente demostrables con métodos que van desde la propia palpación del PG en sí a los métodos radiológicos tales como la ecografía o la resonancia magnética.

La punción seca en los PG

La punción seca es una técnica mediante la cual se busca tratar los puntos gatillos activos mediante un estímulo físico realizado por la  introduccion de una aguja de acupuntura directamente en la banda tensa afectada. En el caso de aplicar correctamente la técnica, la zona muscular se relajaría y provocaría la desaparición del dolor del punto gatillo activo. Normalmente esta “inactivación” del PG puede ir precedida de una respuesta de espasmo local muscular involuntario e indoloro (LTR, local twitch response).

A pesar de no ser una técnica habitualmente conocida, se trabaja desde hace mucho tiempo ya que fue creada por el médico checo Karel Lewitt en 1979, el cual observó que mediante la introducción de agujas de acupunturas en los puntos gatillos conseguía un efecto analgésico y una disminución notable de la tensión muscular de dicha zona.

Patologías tratables con punción seca

Un gran número de enfermedades tanto directamente musculares como de otra índole pueden provocar la activación de puntos gatillos miofasciales por lo que son suceptibles a ser tratadas con la misma. No obstante, la actividad laboral diaria puede provocar la activación de determinados puntos gatillos sin necesidad de que ocurra una lesión como tal.

Por ejemplo, el trabajo de oficina puede provocar la activación de PG en la zona cervical y de los trapecios o cualquier  trabajo que requiera estar de pie durante largos períodos pueden activar PG a nivel de gemelos, cuadriceps…

Algunas patologías donde la punción seca es recomendable serian:

  • Contracturas musculares y tendinitis.
  • Fibromialgias.
  • Tensión suboccipital.
  • Recuperación muscular tras una actividad deportiva.
  • Hombros dolorosos y congelados.
  • Fisioterapia de mantenimiento con el fin de evitar lesiones.

Y ahora lo importante, ¿duele tratarse con Punción Seca?

A pesar de ser una técnica mínimamente invasiva en la que interviene agujas la sensación habitual suele ser de una pequeña presión seguida de un leve espasmo muscular, una sensación similar al tratamiento de los puntos gatillos mediante digitopuntura (presionar el PG con los dedos) con la diferencia de la duración, ya que mientras un punto individual con punción seca suele tardar en “desactivarse” unos pocos segundos, mediante la digitopunción puede tardar minutos.

Avatar
fisioterapiabahia

Escribe un comentario