• 24
  • Abr
  • 0
electroporacion
Author

Preparando nuestra piel para el verano

Hola a todos! Por fin estamos en primavera y ya mirando el verano de frente que está a la vuelta de la esquina. En este post, os proponemos cuidar vuestra piel día a día desde casa. Además, este post está íntimamente relacionado con el siguiente. El próximo mes, os propondremos un ritual de tratamiento en cabina que complementa a la rutina del cuidado del piel que hacemos en casa, y que es ideal  para lucir un  rostro espectacular para un evento determinado a modo de tratamiento intensivo.

Aunque todos en alguna ocasión escuchamos la frase, “yo no sé pasar sin tomar el Sol, es como si me cargara las pilas”, lo cierto es que no es ese gran aliado que creemos, y tras la exposición prolongada a los rayos solares, son cada vez más personas las que se preocupan al observar eritemas, enrojecimiento, dermatitis, arrugas, deshidratación y lo que es más difícil de corregir las temidas manchas solares.

Las manchas o máculas hiperpigmentadas, aparecen sin previo aviso; las zonas más habituales son el labio superior, la frente, la cara o el escote. La piel se oscurece sin más, de forma permanente y eso es debido a una hiperestimulación de los melanocitos.

Aun cuando es evidente que no todas las pieles son iguales, y que, por tanto,   debemos seleccionar los productos según nuestro tipo de piel, sí es cierto que hay una rutina que todos debemos seguir en casa. Esta rutina consiste básicamente en:

LIMPIEZA+ EXFOLIACIÓN+HIDRATACIÓN+PROTECCIÓN SOLAR

Hablemos brevemente de cada uno de ellas:

LIMPIEZA

Muchas personas acostumbran a lavarse la cara simplemente con agua. Sin embargo, es precisamente la piel del rostro la que está más expuesta a todos los agentes externos. Esta limpieza debe ser diaria al levantarse y al acostarse (ojo!! incluso si ese día no nos hemos maquillado). Es fundamental no irse a dormir con la piel sucia o maquillada. Según el tipo de piel se aconseja eliminar el maquillaje con un agua micelar, un aceite o una leche desmaquilladora.

La limpieza, tanto por la noche como por la mañana, permitirá que la piel sea más receptiva a los tratamientos posteriores y a que el poro se mantenga limpio y cerrado.

Para empezar desmaquillar los ojos (con más insistencia si el maquillaje es resistente al agua), es posible que usemos el mismo producto que en la cara, pero si no es así, con un algodón podemos usar la loción desmaquillante de los ojos waterproof o el normal.

La piel del contorno de los ojos es diez veces más fina que la del resto del rostro. Para su limpieza, ten un cuidado especial. Posteriormente limpiar el resto de la cara.

EXFOLIACIÓN

Esta parte de la rutina no es imprescindible hacerla a diario, aunque hay productos que exfolian de una manera muy superficial y puede recomendarse su uso diario. En general es suficiente, realizar esta fase una o dos veces por semana. El exfoliante elegido debe ser eficaz, a la vez que suave y respetuoso con la piel. Elige una exfoliación fisiológica, ideal para suavizar y purificar la piel respetando su equilibrio.

Aunque hay tratamientos completos de peeling con distinto nivel de profundidad de penetración pautados para su uso en centros profesionales, no debe faltar en casa un exfoliante superficial ( a nivel de capa más externa de la epidermis, capa córnea) de tipo mecánico que ayude a arrastrar células muertas, impurezas y restos de maquillaje.

HIDRATACIÓN

Esta fase es vital y su aplicación debe ser también a diario por la mañana y por la noche. La dermis está compuesta en un 70% de agua, y la epidermis en un 15%. Para mantener un buen nivel de hidratación, es importante utilizar un cuidado diario hidratante que equilibre el nivel de agua en el corazón de la piel.

Es recomendable aplicar la crema específica del contorno de ojos antes de la hidratante, o si sólo se va a usar la hidratante aplicarla primeramente en el contorno del ojo con toques suaves (usar dedo anular para aplicar menos presión).

La crema para el contorno de ojos, es una de las fundamentales,  ya hemos mencionado que esta parte de la cara es mucho más fina, por lo que mucho más sensible tanto al envejecimiento como a la sequedad y arrugas también de expresión.

PROTECCIÓN SOLAR

Sea cual sea la estación del año, elige un cuidado diario que incorpore un filtro solar. Si bien es cierto, que muchas hidratantes ya llevan incorporado filtro solar, en aquellas que no lo llevan, es imprescindible añadir la protección a nuestra rutina. Te permite mitigar los efectos adversos del sol, acelerador del envejecimiento cutáneo.

La contaminación, el tabaco, el estrés… todos tienen un efecto adverso sobre la piel. Ten en cuenta estos factores para proteger tu piel antes de salir de casa.

El verano es un caldo de cultivo para la polución. La fuerte insolación, la estabilidad atmosférica, la ausencia de vientos y las altas temperaturas propician que la concentración de contaminantes fotoquímicos como el ozono se sitúen en sus niveles máximos.

Los diferentes tipos de piel tienen reacciones diversas ante los rayos solares, y cada tipo precisa un factor de protección distinto. Como resulta obvio, las pieles muy pálidas necesitan un factor más alto que las oscuras, y deben exponerse al sol durante menos tiempo. La clasificación de Fitzpatrick nos muestra los siguientes fototipos:

Fototipos

Cada fototipo precisa de una crema con un factor de protección diferente según la época del año y el nivel de insolación diario. Por ejemplo, las personas de los fototipos I y II precisarán protección solar todo el año, especialmente en la cara, nuca y orejas, mientras que las del fototipo III la precisará a partir de primavera y en los primeros meses de otoño.

Así, si una persona con fototipo I ó II usa F15, aguantarán entre 30 y 45 minutos (2 o 3 x 15). Una persona del fototipo III aguanta aproximadamente diez minutos sin quemarse, por lo que una crema de 15 le permitirá estar protegida durante unas tres horas. Para aguantar el mismo rato, una persona del fototipo I o II deberá aplicarse protección 50, y ni aun así le llegará (3 x 50 = 150 minutos, menos de tres horas), por lo que deberá reducir su tiempo de exposición si no quiere quemarse.

Pues hasta aquí, nuestro post de este mes; no hemos querido entrar en marcas de productos determinados porque nuestra intención es concienciar de la importancia de llevar una rutina diaria del cuidado de la piel, sean cuales sean los productos elegidos.

El próximo mes, ya os propondremos un tratamiento en nuestro centro que os permitirá lucir una piel luminosa y rejuvenecida a punto para algún evento que tengáis próximamente. Hasta la próxima!!

Avatar
fisioterapiabahia

Escribe un comentario